MINISTERIO DE HACIENDA Y FINANZAS
DIRECCION PROVINCIAL DE CATASTRO Y CARTOGRAFIA
Ley N° 2996
(Texto ordenado)

Avaluación y Catastro de la propiedad Raíz con sus reformas hasta la Ley 10.547 promulgada el 10 de Diciembre de 1990.

LEY N° 2996 (t. o.) con sus modificatorias
hasta la LEY 10547 del 10/12/90

C A T A S T R O
l - Objeto y disposiciones generales

ARTÍCULO 1°.- Declárase de urgente necesidad la valuación general de la propiedad inmueble en la Provincia.
ARTÍCULO 2°.- La valuación y revaluación de la propiedad raíz se practicará con fines impositivos y estadísticos y como base para la indemnización por expropiación pública, de acuerdo a las disposiciones de esta ley y de las reglamentaciones que para su estricto cumplimiento dictare el Poder Ejecutivo.
"Con fines impositivos y estadísticos, y como base para el Impuesto Inmobiliario, dispónese la revaluación general de la propiedad inmueble, y el perfeccionamiento del Registro Catastral, en concordancia con los art. 2 y 8 de la ley 2996” (texto según artículo 1° de la Ley N° 10547, promulgada el 10 de diciembre de 1990).
ARTÍCULO 3°.- Declárase obligatoria la denuncia de todas las propiedades situadas en el territorio de la Provincia y de las islas que se encuentren en su jurisdicción.- A tal fin los propietarios deberán facilitar a las comisiones empadronadoras los datos o informaciones señalados en los formularios respectivos, exhibiendo los títulos de propiedad o entregando un extracto a los mismos firmado por un Escribano de Registro, abogado o gerente de institución bancaria, además de una declaración jurada estimando el valor de la tierra y de las mejoras por separado. Esta declaración será absolutamente reservada y no podrá ser invocada en juicio por terceros.
ARTÍCULO 4°.- La cédula catastral se encabezará con el nombre y domicilio del propietario.- Cuando se alegare pérdida o inexistencia del título y se invocase la tenencia del inmueble con ánimo de poseer para sí, se exigirá, previa identificación personal, una declaración jurada de dichas circunstancias, domicilio real y tiempo de la posesión. Resultando imposible la individualización del propietario o poseedor, se llenará la ficha indicando la presunción de bien mostrenco o fiscal, de pertenencia provincial o municipal según la jurisdicción administrativa que corresponda.-
ARTÍCULO 5°.- Declárase también obligatorio para los contribuyentes la comunicación de todo cambio de domicilio a la Dirección General de Rentas. A los efectos legales se tendrá por tal el consignado en la declaración jurada primitiva, a menos que el contribuyente probare haber establecido uno nuevo mediante el comprobante que se expedirá a tal efecto, o el que consignare el último recibo de pago.-
ARTÍCULO 6°.- Para la ejecución de los trabajos topográficos y valuaciones de la propiedad, los funcionarios, empleados o contratistas encargados de su cumplimiento tendrán facultades para penetrar a los predios particulares. Cuando mediase oposición a tales procedimientos, la Dirección General de Rentas o la Dirección Provincial de Catastro y Cartografía podrán requerir del Juez competente orden de allanamiento y el auxilio de la fuerza pública si fuese necesaria.-

II - Del catastro general parcelario

ARTÍCULO 7°.- La Dirección Provincial de Catastro y Cartografía, cumplida la tarea de valuación retendrá la Cédula de valuación y procederá a la realización del catastro geométrico parcelario, cuyo perfeccionamiento progresivo se hará por etapas. Para subvenir a las necesidades inmediatas se compilarán planimetrías catastrales con todos los antecedentes registrados en la Dirección Provincial de Catastro y Cartografía y otras reparticiones provinciales y municipales, con el censo general de inmuebles que resulte de la valuación y con relevamientos parciales que permitan dilucidar superposiciones o errores evidentes.-
ARTÍCULO 8°.- Al efecto de perfeccionar y consolidar la obra catastral, la Dirección Provincial de Catastro y Cartografía tendrá a su cargo:
a) La apertura de un nuevo registro de mensuras en base a las existencias de su archivo, excluyendo de aquel a todos los planos que contuvieren leyendas que establezcan que no se trata de mediciones propias del profesional firmante, o que desmerezcan la autenticidad de sus datos; aquellos cuyos errores hayan sido comprobados o que se pusieren de manifiesto en lo sucesivo; los que incluyan calles o caminos públicos dentro de sus dimensiones lineales y superficiales y los que tengan firma de profesional no matriculado en época alguna en la Provincia;
b) La inscripción de los planos de nuevas mensuras judiciales, administrativas y particulares que se registren de acuerdo a las disposiciones de esta ley o las que se dictaren a cuyo efecto exigirá la presentación de tela transparente y tres fotocopias en ferroprusiato con firma autógrafa del agrimensor;
c) La ejecución directa o por licitación pública, con la aprobación previa del P.E., de relevamientos topográficos terrestres o aerofotogramétricos;
d) El asesoramiento técnico - legal para los contratos de relevamientos catastrales que celebrasen las comunas y la inspección y contralor de dichos trabajos, cuando para su financiación concurra el erario provincial;
e) La verificación y control anual de los instrumentos de medir de los profesionales matriculados que realicen trabajos de agrimensura;
f) La inspección y contralor de las mensuras judiciales y administrativas;
g) La colocación y marcación de señales fijas convenientemente distribuidas en el territorio de la Provincia para que constituyan puntos comunes de referencia a las mensuras.-
ARTÍCULO 9°.- La Dirección Provincial de Catastro y Cartografía y el Consejo de Ingenieros prepararán conjuntamente un proyecto de reglamentación sobre normas y tolerancias en los trabajos de agrimensura, debiendo elevarlo al P.E. dentro de los noventa días de promulgada la presente para su aprobación.
ARTÍCULO 10°.- La ejecución del catastro en los municipios de primera categoría estará a cargo de las respectivas municipalidades, a cuyo fin la Dirección Provincial de Catastro y Cartografía convendrá las normas a que habrán de sujetarse las operaciones, clasificación de zonas urbanas, suburbanas y rurales y los principios en que se basará la valoración.
ARTÍCULO 11°.- Para la ejecución del Catastro en los demás Municipios y Comunas, la Dirección Provincial de Catastro y Cartografía convendrá las normas a que habrán de sujetarse las operaciones y la clasificación de las zonas urbanas, suburbanas y rurales dentro de la jurisdicción del distrito (texto según Ley 10547).
ARTÍCULO 12°.- Terminadas las planimetrías catastrales se establecerá la nomenclatura de cada parcela, la que será obligatoria en todos los documentos públicos, administrativos y judiciales a partir de la fecha que determine el P.E.
ARTÍCULO 13°.- La Dirección Provincial de Catastro y Cartografía expedirá a pedido de los escribanos, abogados o de parte interesada, certificados que acrediten la inscripción de los planos de mensura. Dichos certificados serán expedidos gratuitamente dentro de las 48 horas de solicitados.
ARTÍCULO 14°.- La inscripción de los planos en la Dirección Provincial de Catastro y Cartografía implica la revisión de sus formas extrínsecas, pero la responsabilidad de sus datos recaerá exclusivamente sobre el profesional firmante. A tal efecto, toda transgresión a las normas respectivas o errores que se comprobaran con posterioridad al registro de un plano, serán puestos en conocimiento del Consejo de Ingenieros, del Registro de Propiedades y de la Dirección General de Rentas, y si fuese el caso, del propietario y del Escribano que hubiese realizado la escritura en base al plano observado.
ARTÍCULO 15°.- La Dirección Provincial de Catastro y Cartografía expedirá a pedido de los profesionales matriculados las instrucciones y referencias que los mismos soliciten para basar sus operaciones.
ARTÍCULO 16°.- Todo profesional matriculado tendrá la obligación de remitir a la Dirección Provincial de Catastro y Cartografía dentro de los treinta días de su fecha, una fotocopia del plano de mensura de cualquier índole que hubiere realizado.

III - Clasificación, calificación y censo de propiedades

ARTÍCULO 17°.- La propiedad se clasificará en urbana, suburbana y rural.- A tal efecto, los municipios propondrán la fijación de los límites que dividan dichas zonas, de conformidad a lo que establezcan las respectivas leyes orgánicas, pero si no lo hicieran dentro del plazo prudencial que fijará el P.E., éste queda facultado para establecer dichos límites mediante el asesoramiento de sus oficinas técnicas.
ARTÍCULO 18°.- A todos los efectos de esta ley se considera con carácter general:
a) Parcelas urbanas: las destinadas a asentamientos urbanos intensivos en las que se desarrollan usos vinculados a la residencia, las actividades terciarias, las de producción y usos específicos compatibles.
b) Parcelas suburbanas: las destinadas a emplazamientos residenciales temporarios, las que corresponden a zona de reserva y aquellas de uso específico fuera de la zona urbana.
c) Parcelas rurales: las destinadas a usos agropecuarios.- (Texto según Ley 10547)v.
ARTÍCULO 19°.- La Dirección Provincial de Catastro y Cartografía llevará tres registros diferenciados:
a) Bienes Públicos: las superficies correspondientes al cauce de los cursos de agua y a las internas a la línea de ribera, los canales, las calles, caminos y espacios verdes para uso público, obras públicas de expresión territorial.
b) Bienes privados del Estado: identificando el nivel Estatal al que corresponda su propiedad.
c) Bienes particulares:
La Dirección Provincial de Catastro y Cartografía notificará al Registro General que corresponda, las modificaciones que como consecuencia de subdivisiones de inmuebles por actos administrativos originen bienes públicos o bienes privados del Estado.- (Texto según Ley 10547)v.-
ARTÍCULO 20°.- Las municipalidades y comunas velarán por la posesión y no ocupación por terceros de los bienes públicos y privados del Estado Provincial. Además les será obligatorio ingresar, dentro de los quince días de la recepción de Permisos de Edificación en sus ámbitos jurisdiccionales, por Mesa de Entradas de la Dirección Provincial de Catastro y Cartografía que corresponda a su zona, una copia del proyecto de incorporación o agregado de mejoras, debiendo además consignar por nota, el número de Partida de Impuesto Inmobiliario del inmueble; el nombre, apellido y domicilio del peticionante.
Por vía reglamentaria se fijará el modo de contralor que podrá ejercer la Dirección Provincial de Catastro y Cartografía, acerca de las mejoras efectivamente incorporadas, pudiendo ésta interpretar que si dentro de los dos años de solicitado el permiso el contribuyente no ha presentado una Declaración Jurada, sobre la efectiva incorporación de las edificaciones, las mismas serán determinadas de oficio, como realmente efectuadas a los efectos de la valuación del inmueble, para el pago del Impuesto Inmobiliario, en el año fiscal siguiente. La reglamentación establecerá las sanciones que se aplicarán a las autoridades y funcionarios municipales y comunales responsables, cuando éstos no cumplan con la obligación establecida en este artículo. (Texto según Ley 10547).
ARTÍCULO 21°.- El registro gráfico complementado con los documentos cartográficos inscriptos es la representación del estado parcelario vigente (Texto según Ley 10547).
ARTÍCULO 22°.- La unidad catastral se denomina parcela, entendiéndose por tal al bien inmueble urbano, suburbano o rural designado como lote, fracción o unidad de propiedad horizontal, en un plano de mensura inscripto en el organismo catastral competente al tiempo de su registro.-
Son elementos esenciales del estado parcelario, a los fines impositivos:
a) La ubicación y linderos de la parcela;
b) Medidas lineales, angulares si se mencionan, y de superficie de la poligonal cerrada de límites del inmueble;
c) Las mejoras de carácter permanente que incidan en el valor del inmueble. (Texto según Ley 10547).
ARTÍCULO 23°.- A los efectos impositivos, denomínase finca a la superficie comprendida por una poligonal cerrada perteneciente a un propietario o a varios en condominio, o poseída por una persona o varias en común, determinada por acto de levantamiento territorial, o en su defecto, por el título de propiedad, en las condiciones que fijará la reglamentación.- Cada parcela baldía registrada, constituirá una unidad tributaria llamada finca.-
La Dirección Provincial de Catastro y Cartografía relacionará las parcelas y las fincas definidas en los artículos precedentes y asentará notas referenciales de las coincidencias o diferencias entre ellas.- (Texto según Ley 10547).-
ARTÍCULO 24°.- Cada ficha o cédula catastral se referirá a una sola parcela y contendrá un croquis indicativo de su forma y la ubicación esquemática de mejoras y desmejoras, al efecto de justificar los datos evaluatorios anexos y permitir su verificación posterior. En ningún caso de propiedad en condominio, se admitirá la adjudicación en ficha por separado de la alícuota que corresponde a algunos de los condóminos, aunque ella haya sido fijada en superficie en el título o hijuela respectiva.

IV - Normas de Valuación y jurados de reclamos

ARTÍCULO 25°.- La valuación de la propiedad raíz se efectuará en base a antecedentes objetivos que tiendan a eliminar factores personales y situaciones de carácter accidental, pero el justiprecio deberá ajustarse a la época de su apreciación para cada parcela particular.
Con tales conceptos, serán elementos primordiales para la determinación de valores:
a) En las propiedades urbanas, la renta real, establecida en contratos o instrumentos públicos y/o privados; o la presunta adoptada como base para el pago de tributos fiscales comunales o municipales (texto según Ley 10547).
b) Para las propiedades suburbanas y rurales, la configuración del suelo y calidad de las tierras y aguas subterráneas; la productividad de los campos, su subdivisión y la intensidad de su explotación económica relacionados con los predominantes en la zona respectiva, la renta real establecida en contratos o documentos públicos o la presunta en base a estadísticas de producción y sus precios promediados por un período no menor de cinco años.
Serán antecedentes complementarios:
c) La declaración jurada del propietario.
d) La valuación fiscal vigente.
e) El promedio de los precios de venta desde la valuación anterior por propiedades comprendidas dentro de las zonas de características uniformes, excluyendo los casos de liquidación forzosa.
f) Los precios fijados por decisión judicial en juicios de expropiación.
g) Las valoraciones realizadas por instituciones oficiales de crédito inmobiliario.
h) Los datos que pueda suministrar la Dirección de Impuesto a los Réditos.
l) Los registros de inmuebles o catastros municipales de zonas urbanas y suburbanas y los de la Dirección Provincial de Catastro y Cartografía.
ARTÍCULO 26°.- Las operaciones de avalúos estarán a cargo de una Junta Central de Valuación, con asiento en la capital de la Provincia (texto según Ley 10547).
ARTÍCULO 27°.- La Junta Central de Valuación será presidida por el Ministro de Hacienda y Finanzas, e integrada por el Director Provincial de Catastro y Cartografía, el Director Provincial de Rentas, un Ingeniero Agrónomo perteneciente al Ministerio de Agricultura, Ganadería, Industria y Comercio, un representante del Instituto Provincial de Estadística y Censos; un representante de las Municipalidades y uno de las Comunas de nuestra Provincia, con conocimientos técnicos; así como, un propietario por la zona Norte y otro por la Sur, elegidos en la forma que determine la reglamentación. En caso de modificarse la denominación de los entes aludidos o sustituirse tales organismos, la representación recaerá, en iguales condiciones, en los que los reemplacen.
En ausencia del Ministro, la Presidencia será ejercida por el Director Provincial de Catastro y Cartografía. El quórum se formará con no menos de seis miembros incluido el Presidente.
(texto según Ley 10547)
ARTÍCULO 28°.- La Junta Zonal de Valuación, con asiento en cada una de las zonas que determine la reglamentación, será presidida por un funcionario de la Dirección Provincial de Catastro y Cartografía.
La integración será determinada por el Poder Ejecutivo, debiendo dar cabida en su seno a representantes de Municipalidades y Comunas de su ámbito de competencia o jurisdicción, de las entidades intermedias con personería jurídica relacionadas con la actividad rural, inmobiliaria y de profesionales con idoneidad en el avalúo.
(texto según Ley 10547).
ARTÍCULO 29°.- El desempeño como miembros de las Juntas de Valuación, tendrá carácter honorario, pero el Poder Ejecutivo, podrá asignarles a sus integrantes compensaciones de gastos mientras duren en sus funciones, excepto a los empleados o funcionarios de la Provincia, Municipalidades y Comunas.
(texto según Ley 10547).
ARTÍCULO 30°.- El funcionamiento de las Juntas locales se ajustará a la reglamentación que al efecto dictará el P.E. el que designará también a los suplentes para asegurar su normal desempeño.
Los cargos de miembros de las Juntas nombradas, serán considerados carga pública, pero el P.E. podrá establecer remuneraciones prudenciales para los mismos.
ARTÍCULO 31°.- Las Juntas Departamentales y Municipales propondrán a la Junta Central las subdivisiones que estimen convenientes, dentro de las respectivas jurisdicciones para determinar zonas de precios básicos sensiblemente uniformes por unidad de superficie de tierra libre de mejoras, los que una vez aprobados, servirán de normas a los valuadores.
ARTÍCULO 32°.- En los centros urbanos el precio básico unitario será fijado para el lote tipo, de dimensiones adecuadas a las modalidades propias del lugar, el que regirá para zonas que podrán comprender una o varias manzanas, o fracciones de las mismas, cuando están situados sobre arterias de gran importancia comercial o residencial. Sobre dicho precio se harán los aumentos o deducciones de acuerdo a su orientación, distancias a las esquinas y relación de frente a fondo.
Para la estimación de las mejoras las Juntas de Valuación propondrán la adopción de un mínimo de tres categorías entre las diez que determinará la Junta Central.
ARTÍCULO 33°.- Para las propiedades suburbanas se seguirá igual procedimiento al indicado en el artículo anterior, dejándose expresa constancia del uso al que se dedican las tierras, efectuándose estimación independiente de los valores de la vivienda, instalaciones industriales, plantación frutícolas o forestales y el de otras mejoras.
ARTÍCULO 34°.- Para la valoración de las propiedades rurales las zonas de precio básico uniforme para la tierra libre de mejoras se establecerán tomando en cuenta terrenos con calidades similares de suelo, vegetación y demás características agrológicas, dedicados a cultivos o explotaciones comunes del lugar o los que respondan al uso racional del suelo, haciendo abstracción de casos particulares de cultivo intensivo o de abandono de la tierra. Sobre el precio básico de una zona, se tendrán en cuenta al avaluar las propiedades, aumentos o deducciones de acuerdo a la vecindad y clase de las vías de comunicaciones y su distancia a centros de consumo o estaciones y puertos de embarque. Independientemente del valor de la tierra, se estimará el que corresponda a las distintas mejoras incorporadas al suelo.
ARTÍCULO 35°.- Todas las parcelas rurales de cada zona serán codificadas mediante coeficientes en más o menos de acuerdo a aptitudes por encina o por debajo de los valores unitarios de la zona, los cuales deberán ser aprobados por las Juntas Zonales de Valuación. Los mismos representarán los valores medios de cada zona.
(texto según Ley 10547).
ARTÍCULO 36°.- La Junta Central de Valuación verificará que los valores medios de cada zona, aprobados por las Juntas Zonales de Valuación, guarden relación entre sí, a los efectos de garantizar la equidad del impuesto inmobiliario (texto según Ley 10547).
ARTÍCULO 37°.- Las Comisiones empadronadoras entregarán a las Juntas locales los planos catastrales y fichas de las propiedades debidamente correlacionadas, las que harán las verificaciones y modificaciones que estimen pertinentes y dispondrán la preparación de los padrones provisorios, al efecto de su publicación y distribución en las oficinas fiscalizadoras y recaudadoras y locales de las Comunas interesadas.
ARTÍCULO 38°.- Terminada la distribución de los padrones provisorios, la Junta Central dispondrá la publicación de edictos durante diez días en el Boletín Oficial y en dos diarios de reconocida circulación en la zona citando a los propietarios en los locales que se indicará, al efecto de que tomen conocimiento de los avalúos practicados y puedan formular dentro del plazo de cinco días desde la última publicación, los reclamos sobre las valuaciones que estimen incorrectas. La interposición de reclamo se harán debidamente fundado ante la Junta local en sellado de actuación.
ARTÍCULO 39°.- Las Juntas locales se expedirán dentro de los diez días subsiguientes sobre las reclamaciones presentadas y de sus decisiones se podrá apelar ante la Junta Central hasta cinco días después de recibida la notificación respectiva, la que las resolverá en el plazo de quince días.
ARTÍCULO 40°.- Las reclamaciones que se interpongan sobre clasificación de zona o parcelamiento de la propiedad, aduciendo la inexistencia de urbanización o colonias, se harán mediante la presentación de un plano de mensura del conjunto de la propiedad, indicando la zona cuyo trazado de subdivisión haya quedado sin efecto y señalando su ubicación en un plano catastral de la zona, en el que figuren con exactitud las calles o caminos existentes y los correspondientes a trazados aprobados, aunque permanecieren clausurados.
La descalificación de trazados urbanos será admitida únicamente cuando la propiedad estuviere fuera de los límites comunales o cuando el pedido se formule para ajustarse a los respectivos planes reguladores, debiendo exigirse en cada caso compensaciones en beneficio del mejoramiento vial de la zona y de superficie destinada a edificios o paseos públicos. Análogo criterio se seguirá para la descalificación de colonias.
La resolución administrativa que establecerá la responsabilidad del peticionante si quedasen afectados intereses de terceros, deberá protocolizarse ante Escribano Público, efectuándose su inscripción en el Registro de Propiedades.
ARTÍCULO 41°.- Cuando la reclamación se base en que la superficie real del inmueble es inferior a la consignada en el título original, la solicitud vendrá acompañada de una escritura de rectificación del título fundada en plano de mensura, salvo cuando se tratare de fracciones donadas para canales o caminos públicos, en cuyo caso se podrá formalizar administrativamente la cesión de la superficie que corresponda. Cuando la superficie denunciada o comprobada por las operaciones catastrales resulte superior a la que consigna el título, se procederá de acuerdo a las previsiones del artículo 3°, pero si de la declaración del ocupante o de los antecedentes recogidos resultare que la posesión excede de los treinta años, el poseedor deberá iniciar información posesoria de conformidad a las disposiciones del Código de Procedimientos dentro del plazo de tres años de notificado. Si así no lo hiciere, la contribución territorial respectiva sufrirá un recargo del cinco por ciento anual sobre la valuación correspondiente.
ARTÍCULO 42°.- Vencidos los términos señalados en los artículos 38° y 39° y efectuadas las correcciones correspondientes, la Junta Central elevará al Poder Ejecutivo los registros de contribuyentes del impuesto inmobiliario para su aprobación definitiva.
Las valoraciones establecidas en los registros aprobados regirán con efecto retroactivo al 1° de enero del año fiscal vigente.
(texto según Ley 10547)

V - Compilación mecánica - Guía de Contribuyentes
Estadística Inmobiliaria

ARTÍCULO 43°.- Los procedimientos de reproducción de los documentos archivados deberán asegurar la obtención de copias íntegras, fieles y correlacionadas.- Facultase a la Dirección Provincial de Catastro y Cartografía a la venta de reproducciones literales, fotográficas o cartográficas de sus archivos y a modificar su precio, de manera que asegure la cobertura de los costos de reposición.
El presupuesto anual contemplará una partida no inferior a la de la recaudación del ejercicio anterior, a los fines del mejoramiento de los servicios.
(Texto según Ley 10547).
ARTÍCULO 44°.- La Dirección General de Rentas editará guías alfabéticas de contribuyentes por Departamento y por Comuna para su distribución en las oficinas fiscalizadoras y recaudadoras y para la venta a profesionales.- Dichas guías serán actualizadas cada dos años después de terminadas las revaluaciones periódicas.
ARTÍCULO 45°.- La Junta Central de Valuación preparará las informaciones estadísticas necesarias para orientar la acción del Estado hacia una política económica e impositiva tendiente a fomentar la subdivisión y explotación racional de la tierra y la edificación urbana.

VI - Conservación del Catastro

ARTÍCULO 46°.- La realización y perfeccionamiento del Catastro estará a cargo de la Dirección Provincial de Catastro y Cartografía al igual que la conservación de los planos parcelarios y a cargo de la Dirección General de Rentas y de los Registros Generales de la Propiedad la actualización de los ficheros.
Practicada la valuación y asignada la nomenclatura catastral será obligatorio consignarlo en los recibos y escrituras públicas.
ARTÍCULO 47°.- A partir de la fecha que determine el Poder Ejecutivo, el Registro General de la Propiedad exigirá con la presentación del testimonio, título o hijuela, acta de remate o cualquier otro documento por el que se otorgue, transfiera o constituya derechos reales, copia simple autorizada de dicho acto.- Dicha copia deberá ser remitida a la Dirección General de Rentas.
ARTÍCULO 48°.- El Registro General de Propiedades no inscribirá ninguna transferencia de dominio referente a bienes inmuebles o constitución de derechos reales de cualquier índole, que importe una variación de las dimensiones lineales o superficiales de los datos catastrales de una parcela, ya sea por diferencia con el título original, subdivisión de la propiedad o variaciones sufridas por aluvión o avulsión, sin que previamente se haya registrado en la Dirección Provincial de Catastro y Cartografía el respectivo plano de mensura.- No será obligatorio esta disposición para la inscripción de las hipotecas.
ARTÍCULO 49°.- El estado parcelario a los efectos impositivos se acreditará por medio de certificados que expedirá, bajo pedido de simple nota administrativa con sellado de actuación, el organismo catastral dentro de un plazo que no podrá exceder de la mitad del tiempo establecido para la vigencia de los certificados emitidos por el Registro General, de acuerdo al art. 4l de la Ley 6435.
También a los fines impositivos, los escribanos públicos para autorizar escrituras por las que se constituyen, transmitan, declaren o modifiquen derechos reales sobre inmuebles, deberán requerir la certificación catastral respectiva, mediante simple nota repuesta con sellado de actuación, conforme la Ley Impositiva Anual, y relacionará su contenido en el cuerpo de la escritura, si fuere expedido dentro del plazo de Ley.
Los profesionales del derecho, los jueces y demás autoridades deberán requerir la certificación catastral respectiva a los efectos de solicitar y ordenar la inscripción en el Registro General, la que se deberá relacionar en los oficios y testimonios pertinentes, si fueren expedidos dentro del término de Ley.
No se requerirá la certificación catastral para la cancelación de derechos reales de uso, habitación, usufructo, servidumbres y otros gravámenes, así como, para la constitución y cancelación del bien de familia.
(Texto según Ley 10547).
ARTÍCULO 50°.- La reglamentación establecerá los procedimientos a seguir en caso de discordancia entre los límites de la parcela y de la finca a los efectos de la determinación impositiva y de valuación del bien inmueble (texto según Ley 10547).

VII - Revaluación de la Propiedad

ARTÍCULO 51°.- Anualmente se podrá proceder a la revaluación de la propiedad, por iniciativa de la Dirección Provincial de Rentas o a pedido del contribuyente, de las Municipalidades, Comunas o de oficio, por una parcela, finca o determinada zona rural o urbana; cuando se estime que ésta ha sufrido como mínimo, una variación del diez por ciento en más o menos respecto de la valuación vigente, como consecuencia de factores generales. El período hábil para presentar las reclamaciones será el mes de setiembre de cada año.
ARTÍCULO 52°.- El propietario que inicie una reclamación lo hará fundamentando debidamente su pedido ante la Junta Central de Valuación, la que requerirá los informes técnicos que estime necesario, los que serán evacuados dentro del plazo que se fije al efecto.
Cuando la revaluación se realice de oficio o a pedido de autoridades comunales, se practicarán los estudios técnicos de revisión en el mes de setiembre, en base a los cuales se cursará una notificación por carta certificada a cada uno de los contribuyentes interesados, procedimiento que podrá ser sustituido por publicaciones en carteles murales o en periódicos de la Provincia, que hagan conocer el carácter general de la revaluación dispuesta. Los contribuyentes y responsables podrán presentar las observaciones dentro de los diez días subsiguientes.
ARTÍCULO 53°.- Las solicitudes de reclamación no serán recibidas, si previamente no se ha efectuado en la misma la reposición de la tasa pertinente que establece el capítulo V de la Ley Impositiva.
ARTÍCULO 54°.- La Junta Central deberá expedirse sobre los pedidos de revaluación dentro del mes de noviembre, sometiendo a la aprobación del Poder Ejecutivo, sus conclusiones. Dictada la resolución pertinente, se procederá a la corrección de los registros y la modificación del avalúo regirá a partir del año inmediato posterior.
ARTÍCULO 55°.-
Procederá la revaluación de oficio y ella será dispuesta por la Dirección General de Rentas sin ceñirse a los plazos y formalidades preestablecidas, para todo acrecentamiento del valor debido a nuevas edificaciones en zonas urbanas y suburbanas, a cuyo efecto se tendrán en cuenta los informes remitidos por los municipios. También procederá a la revaluación cuando por sentencia judicial en que haya intervenido la Provincia, se estableciera un valor distinto al catastral.
ARTÍCULO 56°.- Las propiedades que no figurasen en los padrones después de terminada la primera valuación, serán tasadas de acuerdo a los precios básicos fijados anteriormente para la zona correspondiente. Si el propietario no estuviese conforme con dicho avalúo, podrá apelar ante la Junta Central de Valuación, cuya decisión será irreversible hasta un nuevo período de reclamaciones.
ARTÍCULO 57°.- Cuando se procediese a subdividir la propiedad respondiendo a un plan de urbanización, se practicará un nuevo avalúo.
En los casos de subdivisión o venta parcial de un inmueble rural, la valuación original no será distribuida en proporción a la superficie, salvo el caso de que se tratara de fracciones de características, dimensiones y ubicación sensiblemente iguales. En caso contrario, deberán tenerse en cuenta las constancias catastrales y efectuar la discriminación de los precios básicos de acuerdo a las normas y principios asentados al realizarse el catastro general.
Habiendo disconformidad de parte interesada, se procederá de acuerdo a lo dispuesto en el artículo anterior.
ARTÍCULO 58°.- La conservación del Catastro corresponderá a los Municipios de primera y segunda categoría dentro de su jurisdicción, debiendo la Dirección Provincial de Catastro y Cartografía establecer la coordinación necesaria para el intercambio de informaciones. Los Municipios de toda categoría deberán remitir copia simple o croquis de los nuevos edificios o de las refacciones de los existentes que se ejecutasen dentro de las respectivas jurisdicciones.
ARTÍCULO 59°.- La Dirección Provincial de Catastro y Cartografía establecerá también la coordinación necesaria entre sus departamentos y solicitará la colaboración de las reparticiones técnicas nacionales y municipales para que le sean proporcionadas copias de los planos definitivos de obras públicas, a fin de que toda modificación de límites o fraccionamiento de propiedades producidos por la apertura o construcción de caminos, canales y vías férreas pueda ser establecida de inmediato en los planos catastrales.

VIII - De los bienes mostrencos o de propietarios desconocidos

ARTÍCULO 60°.- Terminadas las operaciones catastrales concernientes a la primera valuación, la Dirección Provincial de Catastro y Cartografía preparará planos catastrales indicativos de todos los inmuebles mostrencos y de propietarios desconocidos o no individualizados, con el objeto de que el Poder Ejecutivo disponga la toma de posesión de los mismos por intermedio de las autoridades policiales, y con intervención de los Jueces de Paz, para cumplir las formalidades de estilo. Tratándose de bienes urbanos, corresponderá la actuación a las autoridades comunales.
ARTÍCULO 61°.- Las autoridades policiales del lugar evitarán la ocupación por intrusos de los terrenos fiscales, a cuyo efecto elevarán un informe trimestral a la Dirección Provincial de Catastro y Cartografía, certificando la inspección de los mismos y los hechos constatados. Transcurrido un año desde la fecha de toma de posesión de los inmuebles referidos en el art. anterior, el Poder Ejecutivo podrá disponer el arrendamiento de los terrenos.
ARTÍCULO 62°.- Cuando con posterioridad a las actuaciones mencionadas, apareciese el propietario de un terreno, deberá iniciar gestión administrativa para que justifique sus derechos al dominio mediante títulos en legal forma. Reconocidos sus derechos se le dará posesión previo pago de los gravámenes fiscales y respectivos recargos.
ARTÍCULO 63°.- Cuando hubiere terrenos ocupados en forma precaria, sin que aparezca su legítimo dueño y en el supuesto que el ocupante o poseedor se niegue a llenar ninguna de las formalidades previstas en la Ley, la Dirección General de Rentas deberá proceder de inmediato a la ejecución de los impuestos no prescriptos con los recargos respectivos.

IX - Penalidades

ARTÍCULO 64°.- Toda propiedad que no figurase inscripta en los padrones catastrales pagará la deuda no prescripta por contribución territorial más una cantidad equivalente en concepto de multa, aparte del recargo previsto en el artículo 41. Quedarán exonerados de dicha penalidad los que dentro del plazo de un año desde la vigencia de la Ley, soliciten el empadronamiento de la propiedad cuyo dominio o posesión detenten, y abonen dentro de ese plazo la deuda atrasada. Estas disposiciones son extensivas a la denuncia de construcciones o mejoras en las zonas urbanas que no estuviesen incluidas en las valuaciones anteriores.
ARTÍCULO 65°.- Los profesionales que ejecuten relevamientos topográficos que constituyan elementos catastrales, ya se trate de mensuras administrativas, judiciales o particulares, y que no efectúen personalmente los trabajos; incurran en errores de medición o cálculo inexcusables; o presenten planos con datos fraguados o adulterados, serán pasibles de pena pecuniaria de cien a dos mil pesos y además suspensión de la matrícula por el término de seis meses a cinco años. La graduación y aplicación de estas penalidades será dispuesta por el Consejo de Ingenieros debiendo considerarse este artículo complementario de las disposiciones de la Ley 2429.

X - Disposiciones complementarias

ARTÍCULO 66°.- La responsabilidad de la elaboración y control de la cartografía provincial estará a cargo de la Dirección Provincial de Catastro y Cartografía (texto según Ley 10547).
ARTÍCULO 67°.- Los cargos escalafonarios de Directores de la Dirección Provincial de Catastro y Cartografía deberán ser cubiertos por profesionales universitarios, cuyas incumbencias establezcan atribuciones específicas en la materia catastral (texto según Ley 10547).
ARTÍCULO 68°.- El Poder Ejecutivo adoptará las medidas necesarias para la adecuación de la estructura orgánica de la Dirección Provincial de Catastro y Cartografía e incluirá en los presupuestos anuales los recursos que sean menester para el cumplimiento de sus fines, en concordancia con esta Ley (texto según Ley 10547).
ARTÍCULO 69°.- Las disposiciones referentes al Registro General de Propiedades serán consideradas complementarias de la Ley Orgánica de los Tribunales.
ARTÍCULO 70°.- Deróganse las Leyes del 26 de junio de 1866 y del 16 de octubre de 1876, referentes a normas y tolerancias sobre trabajos de agrimensura, la N° 2080 y toda otra disposición que se oponga a la presente.
ARTÍCULO 71°.- Comuníquese al Poder Ejecutivo.

Dada en la Sala de Sesiones de la Honorable Legislatura de la Provincia, en Santa Fe, a los treinta y un días del mes de octubre del año mil novecientos cuarenta y uno.-




bibiloteca

COPA

Bvard. OROÑO 396, 2000 ROSARIO
TELEFAX (0341) 438-7082
E-Mail:colegiorosario@copa.org.ar

   COPA - 2017